Zero Waste en el baño. Parte I

El cuarto de baño es una de las zonas de la casa donde más residuos plásticos generamos. ¿Te animas a tener un baño Zero Waste?

Me parece que es un movimiento fácil de realizar y que te ahorra bastantes desechos en casa. Vamos allá con el reto Zero Waste en el baño.

Así como considero que es fácil cambiar los botes de plástico por pastillas sólidas, admito que es difícil dar con el producto que se adapte a ti a la primera, y acepto que tampoco es fácil cambiar costumbres arraigadas.
De hecho muchas personas dejan de usar pastillas de jabón, porque no ven el resultado que tenían con sus antiguos productos envasados en plástico.

Desde mi propia experiencia, puedo decir que el no llevarse bien a la primera con los productos sólidos se puede deber a varios factores:

  • Tenemos que darle tiempo a los productos sólidos, porque sus ingredientes son diferentes a los acostumbrados, normalmente son naturales y hay que esperar un poco hasta que el organismo se acostumbre a las nuevas sustancias.
  • Deberemos cambiar algunos hábitos con los que llevamos años có[email protected] y a veces es difícil llevarlos a cabo simplemente por la falta de costumbre o porque nuestros rituales diarios nos llevarán ahora más tiempo que antes.
  • Nos parece que el precio es más elevado y supone más gasto que antes.
    Sí, te puede parecer de entrada que estás pagando más, pero si te paras a pensar en la duración del producto y en el ahorro de plástico y basura generada, te aseguro que te sale a cuenta.
  • A veces nos cansamos de intentar encontrar el producto que nos guste y preferimos volver a lo ya conocido.
    Es verdad que puede pasar que compres varios champús sólidos por ejemplo, y ninguno se adapte a ti.
    Pero te aconsejo que sigas probando hasta dar con el que se adapte a ti, para eso es bueno ir a pequeñas tiendas donde te puedan aconsejar el que mejor se adapte a tu pelo.
    Ahora mismo hay tanta variedad en el mercado, que te aseguro que habrá uno idóneo para ti.
  • Intentamos cambiar todos los botes del baño de golpe y compramos media tienda de productos sólidos, nos sale tal pastizal, que la siguiente vez vamos al súper de siempre y recaemos en el plástico.

    Si has leído los anteriores posts, ya habrás entendido que esto no es una carrera de fondo, que se trata de cambiar hábitos para hacer un cambio real en tu vida y en el planeta.

Al final del post pondré un listado de tiendas tanto online como físicas donde poder encontrar los productos que cito. Así puedes probarlos y decirme que opinas de ellos.

Da pequeños pasos, acostúmbrate a lo nuevo y sigue avanzando.

¿Por dónde empiezo?

Si te da pánico empezar por cambiar tu champú, con el que ya tienes una relación estrecha y deja tu pelo precioso, puedes empezar por cambiar el jabón de manos de bote por una pastilla de jabón.

Fácil e indoloro 😉 .

Aquí no creo que te cueste mucho encontrar algo en todos los comercios, pero sí ten en cuenta, que venga envuelto en cartón mejor que en plástico. Porque si no estaremos en las mismas y encima ese plástico del envoltorio será visto y no visto.

Luego te podrías plantear cambiar el gel de baño por un jabón sólido. Aquí empezaríamos la búsqueda del producto que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Jabón sólido Alepo
Actualmente en casa usamos éste y nos encanta.

*Eco-consejo: antes de usarlo, puedes cortarlo por la mitad y así durará más. O si en casa son varios, cada uno tendrá su jabón.

Normalmente en casa, con la pastilla de jabón para el cuerpo, usamos una bolsita de rejilla, donde lo metemos y nos sirve para enjabonarnos y exfoliarnos.

Si ya has conseguido tu gel sólido, pasemos al champú.

Confieso que es de los pasos más difíciles, sobre todo si eres mujer y sabes lo que cuesta encontrar un champú que se adapte a ti.

A no ser, claro está, que encuentres a tu aliado sólido a la primera y el flechazo sea instantáneo.

Recuerda que lleva un tiempo para que nuestro cuero cabelludo se adapte al nuevo champú.

Aquí un post sencillo donde se habla de las ventajas de estos tipos de jabones.

En el mercado ya hay gran variedad de este tipo de champús y como digo, cada persona tiene unas necesidades diferentes. Yo he probado varios y de muchas marcas diferentes.

Actualmente estoy usando el champú «Mojito» de la marca Stepy y me tiene enamorada. Es sin duda, Mi champú.

¿Qué diferencia hay entre champú sólido y jabón para el pelo?

El champú sólido no es más que un champú convencional al que se le ha quitado el agua. Por lo tanto, los champús sólidos que no contienen surfactantes SLS o SLES (estos son surfactantes agresivos que pueden causar irritación de la piel) son más respetuosos con el medio ambiente y más saludables. Vale la pena siempre echar un vistazo a los ingredientes.

El jabón para el cabello, en cambio, está compuesto de grasa y agentes alcalinos y por lo tanto es «más natural«.
Si quieres usar jabón o champú para el pelo depende de ti, sólo prueba cuál de los dos prefieres.

Yo personalmente, siempre he usado champús.

*Eco-consejo: para conservar mejor tu champú o jabón, te recomiendo que no lo dejes metido en una lata o caja, siempre es mejor que lo pongas a secar.
Lo ideal es que lo pongas encima de una rejilla o jabonera con agujeros, para que no se acumule agua y te dure más tiempo
.

Acondicionador y mascarilla

En el caso del acondicionador, no he tenido mucha suerte, la verdad. Probé unos cuantos de Lush y no me dieron buen resultado. Ahora mismo quiero empezar con Beauty Kubes de la tienda online Biobunnies. Y veré que tal.

Acondicionador sólido en cubos

Estoy usando esta mascarilla sólida de Lush y la verdad es que estoy muy contenta.

*Actualización: después de varios intentos fallidos de acondicionadores sólidos, ¡por fin he dado con el que me sienta genial! Es de la marca Stepy. (Si vives en Canarias, lo puedes encontrar online en Canarias Nature y en la mayoría de tiendas Zero Waste físicas). Chequea la pestaña de Tiendas Eco para saber cuales son.

Y si no, siempre nos quedará el vinagre….

  1. Enemigo del frizz: Si vives en una ciudad con altos niveles de humedad o tu pelo tiende a encresparse. Sólo tienes que diluir una cucharadita de vinagre en una taza de agua fría y enjuagar tu pelo con esa mezcla después de lavarlo y acondicionarlo.
  2. Para atacar los piojos en los niños: Lava la cabeza como de costumbre y aplica vinagre de manzana puro sobre el pelo del niño y déjalo envuelto con una toalla unos 30 minutos. El efecto del vinagre es inmediato y mata a los diminutos insectos.
    Además, se reducirá la picazón e inflamación del cuero cabelludo.
  3. Para sustituir el lavado regular: Cada día está creciendo más y más el método “No Poo”, el cual establece que para tener un pelo bonito y saludable hay que renunciar a los productos de limpieza tradicionales.
    Quienes han hecho este método, solo se lavan el pelo con agua, bicarbonato de sodio y vinagre de manzana.
  4. Sirve como champú clarificante: Cada tres-seis meses es recomendable usar un champú clarificante que elimine la suciedad y acumulación de productos en el pelo que el champú no logra quitar.
    Así que si usas el vinagre de manzana con regularidad estarás eliminando todo tipo de residuos en tu pelo, incluyendo los del champú regular, el gel, la laca y hasta el cloro de la piscina.
  5. Produce brillo natural: Las propiedades del vinagre de manzana hacen posible que la cutícula del pelo cierre bien, lo cual automáticamente le dará más brillo al pelo.
    Además, después de enjuagar tu pelo con vinagre, notarás que se desenreda más rápido.

¿Y para los babies?

En casa llevamos un tiempo usando para el cuerpo de Noa también un jaboncillo sólido y la verdad es que le deja la piel muy bien.
Para el pelo, recurrí a un champú ecológico, pero con envase de plástico, ya que todavía no he encontrado ninguno sólido 🙁 y las pastilla de jabón que tenemos le reseca mucho y no deja desenredarlo bien.

jaboncillo babys  Zero Waste
Dm Alemania

Para la higiene bucal

Lo primero que hice fue aprovechar para cambiar mi cepillo de dientes de plástico por uno de bambú, pero porque me tocaba renovarlo.

Como no quiero tirar muchas cosas de plástico y quiero reusarlas todo lo que pueda, normalmente guardo los cepillos y los utilizo para limpiar la casa.

Hay un montón de cepillos ecológicos biodegradables o compostables en el mercado.
Siempre lee su composición, porque hay algunos que se biodegradan pero no compostan y pueden tener pequeñas trazas de plástico.
Ten en cuenta también que a la mayoría hay que quitarle las cerdas (tirar al contenedor de restos) antes de tirar el mango al de compostaje.

Aquí te dejo algunos cepillos de bambú compostables de la marca Brushboo, de la que soy afiliada :).
Además suele tener ofertas interesantes.

Cepillos de dientes en casa  Zero Waste

Lo siguiente fue dejar de comprar la pasta en envase de plástico y pasar a las pastillas. A priori parece engorroso, pero la verdad es que es super cómodo y sólo usas la cantidad que necesitas.

Empezamos con unas de Lush y luego pasamos a una pasta en polvo, también de esa marca. Pero ninguna nos convenció porque no tenían flúor (hay muchos detractores del uso del flúor en la higiene bucal).

Finalmente conseguí unas tabletas que vienen en bolsa de papel y que vienen con o sin flúor.

Pasta en pastillas  Zero Waste
En Biobunnies o en Dm Alemania

*Eco-consejo: Una vez abierta la bolsa, puedes poner las pastillas en un bote de vidrio para facilitar su uso.

Otras marcas que aún no he probado:

*Actualización: ahora mismo estoy con la pasta en crema en bote de vidrio de Georganics y me va muy bien.

El enjuague bucal también lo empezamos en pastillas, pero no dejaban ese frescor característico, así que hemos vuelto al líquido, pero en bote de vidrio.

Mundwasser Dm
Dm Alemania

Hilo dental

En casa por ahora estamos usando el que teníamos de antes, pero cuando se acabe, pasaremos a la versión eco en tarro de vidrio.

hilo dental CN  Zero Waste
Hilo dental de Canarias Nature

*Actualización: el hilo dental en bote de vidrio, no nos ha ido muy bien. En nuestro caso, se parte enseguida y no cumple su función.
Ahora mismo estamos usando
esto de Humble Co.

Hojilla de afeitar metálica

Decidí quitar de casa las hojillas de plástico y comprar una de metal con las cuchillas intercambiables.

A priori sale bastante más cara que una bolsa de cuchillas desechables, pero si la cuidas, te puede durar toda la vida. Sólo tendrás que ir cambiando las cuchillas cuando ya no corten.

Se me quedan aún un montón de consejos y productos en el tintero, así que divido el post en varias partes.

La próxima semana seguimos descubriendo productos eco para nuestro aseo diario.

Espero que te estén resultando de ayuda este tipo de posts y que empieces a tener un baño Zero Waste a partir de ahora.

Estreno página con listado de tiendas online, que iré aumentando según vaya conociendo e iré añadiendo tiendas físicas también. Si ya conoces alguna que no está en la lista, dímelo y la añado.

Baño Zero Waste

*Foto cabecera Blog: westwing.es

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Vive Green.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Vive Green.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad