Icono del sitio Vive Green

Entrevista a Amalia Fajardo: ECO al Planeta

Este es el primer post de una serie, en la que entrevistaré a personas interesantes del mundo de la sostenibilidad, la protección del medioambiente y el comercio local en Canarias.

La exposición

Cuando estuve este verano en Lanzarote, visité con mi familia la expo «ECO al Planeta«.
En ella se plasman frases e imágenes sobre nuestro actual modelo de vida y de cómo debemos cambiar hábitos y maneras para conseguir un equilibrio entre nuestra manera de vivir y el respeto al medioambiente.

La presentación se basa en la isla de Lanzarote, pero es aplicable a cualquier rincón del Planeta.

Habla entre otras cosas, sobre el capitalismo y la compra compulsiva a la que estamos acostumbrad@s y que es totalmente insostenible a largo plazo.

Te dejo a continuación algunas imágenes. Lamentablemente cierra hoy, así que espero que con esto, tengas un poquito de lo que allí se exponía.

La entrevista

Amalia Fajardo es una activista social canaria que lleva más de 15 años emprendiendo en proyectos destinados sobre todo hacia la Juventud. Es diplomada en ciencias empresariales, licenciada en ADE y actualmente está cursando Derecho.

Amalia también escribe, y ya lleva en su haber dos libros publicados: «La dieta de los países» y «La fiesta de los países Kids».
También es colaboradora en algunos medios como el Huffington Post.

Comisaria de «ECO al planeta» y fiel defensora de otra idea de vivir en las islas, donde la sostenibilidad, el turismo de calidad y el respeto hacia el medioambiente son sus estandartes.

Como puedes observar, estamos ante una gran luchadora y emprendedora.

1.- Amalia, háblanos un poco sobre lo que quieres mostrar con la exposición «ECO al Planeta»:
El fin de esta exposición, es intentar democratizar por así decirlo, los ODS , que el ciudadano de a pie pudiera practicar esos objetivos, haciéndolos fáciles de entender y practicar.

Estamos acostumbrad@s a que los políticos se pongan el pin de colores con el símbolo de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la gente relacione solamente los objetivos por ese fin.

Como urge ese entendimiento social de como hacer efectivos estos ODS, nace ECO al Planeta.

Quería darle visibilidad a la situación actual. De como están nuestros mares, de como están nuestros armarios, repletos de ropa low cost que tan caro le sale al planeta. Y nuestras casas, nuestra forma de consumir tan poco racional, desde la comida, las prendas, el coche…

Estamos mal acostumbrad@s a vivir con una opulencia y una forma poco saludable e irracional y esto está trayendo consecuencias ya.
Como ejemplo, tenemos a la industria textil que es ya la segunda industria más contaminante del planeta.

ECO al Planeta viene a darle alta voz al planeta, a decirnos a nosotr@s que no podemos seguir con este ritmo de vida.

2.- ¿Crees que el pueblo de Lanzarote y de las islas en general, está preparado y dispuesto a cambiar y dirigirse hacia un modelo de vida más sostenible?
Yo no creo que sea solo Lanzarote o que haya diferencias entre islas o en el país. Esto es un reto global, una situación global.
El hecho de que podamos pedir por 3€ camisetas a China y que nos lleguen en un mes, ha tenido consecuencias.

Pero como aquí todo vale y la libertad se puede mal utilizar y en nombre de la libertad todo el mundo puede cometer catástrofes medioambientales que ni es consciente de lo que pasa, eso es lo que ha pasado, la impunidad de nuestra libertad mal gestionada y por supuesto porque no nos han educado a consumir de manera saludable y responsable.

¿Estamos a la altura de esa transición ecológica la ciudanía canaria, por ejemplo? Pues yo creo que no.

Nos hace falta mucha educación cívica, sostenible, de consumo responsable y sobre todo de asimilar que aunque tengas los recursos económicos para comprar, no puedes comprar el mundo, no puedes comprar sin límites.

Nos han educado con la idea de que podemos comprar el mundo, pero el mundo no se puede comprar.

Yo creo que el problema es que hemos creído que nuestras necesidades emocionales se podían llenar con el cúmulo de cosas materiales.

Hasta que no haya una conciencia real sobre lo que es la sostenibilidad (que no es comprarte una camiseta de una tienda de «fast fashion» que ponga «Soy sostenible»), la cosa no va a cambiar.

Precisamente la sostenibilidad es renunciar al consumo desmesurado e irracional y la industria queriendo meterse un gol, está haciendo todo lo contrario.

Sobre todo esa vertiente low cost. Hay que diferenciar esa compra rápida y barata, de la compra que se hace a la tienda de al lado. Yo defiendo el consumo km 0.
Mi profesión es educar a pequeñ@s emprendedor@s , defiendo lo artesanal.

Hay que pararse, reflexionar y actuar slow.

Entender que si algo cuesta 100€, me compro uno, no me compro 20 y que ese valor es el que estoy pagando, se va a quedar en cercanías y me va a durar más.

Por lo tanto hay que distinguir entre low cost y un coste más consciente.

3.- Pero sobre todo, ¿ves intención entre los políticos de la isla y de las islas, de evolucionar hacia ese modelo sostenible?
Respecto a los políticos, yo creo que es una situación límite. Todas las directrices, todos los fondos europeos van dirigidos a cumplir con los ODS de la ONU.

No queda otra, quien nos va a rescatar son esos fondos europeos, de esta crisis social-económica del COVID-19.
Esos fondos hay que justificarlos y ya no pueden justificarlos con la construcción de carreteras.

Los políticos tienen que seguir esas directrices y ahora mismo lo que está en juego, como siempre, es el dinero, pero ese dinero viene precisamente a invertirse en la transición ecológica.

4.- ¿Te parece que se va viendo cada vez a más personas preocupadas por el medioambiente en las islas o estamos algo estancad@s en esa materia?
Yo creo que ya estamos en un punto en el que el negacionismo es casi invisible o minoritario. Porque está más que probado científicamente que nuestro modo de vida, acelera el cambio climático.

Como decían los chicos de Canarias libre de plásticos, todo este consumo desmesurado, va a empezar a aparecer más tarde, aún no sabemos lo que nos vamos a encontrar.

Así que creo que ya hay un pensamiento colectivo de que esa manera de vivir, no concuerda con el planeta.

Pero es paradójico que a la misma vez esté en auge ese consumo tipo «outfit del día». Promovido por las plataformas, tipo Amazon, Shein, Aliexpres..; que son las más dañinas con diferencia, con sus políticas de condiciones infrahumanas, laborales, de transporte… que son muy «low cost» para ti, pero un «high cost» para el planeta que es quien lo sufre.

Así que es verdad que por un lado hay cada vez gente que está más concienciada. Hay un boom de lo sostenible, cada vez hay más gente que intenta subirse al carro. Pero es que insisto, lo sostenible es dejar de consumir de la forma tan irracional que lo hacemos.

Tarde o temprano, como seres racionales que somos, tendremos que hacer un ejercicio interno y decir «pues no puedo seguir incitando a la gente a ese consumo diario de productos que dañan el planeta».

Nos falta camino. Hay cierta consciencia y visibilidad, pero seguimos llenando esos vacíos emocionales con compras compulsivas que no necesitamos.

5.- ¿Qué crees que hace falta para que se haga realidad ese cambio hacia la sostenibilidad en el Archipiélago?
En Canarias nos hace falta reflexionar mucho sobre nuestra forma de consumo, para poder tener esa transición ecológica.

Que existan espacios donde podamos colectivamente ver que el ocio no sea solo el consumo, que existan alternativas más saludables y que sean sobre todo más conscientes con el medioambiente y que no sean tan dañinas.

Y por supuesto, sobra decir, que el cuidado por el medioambiente, por nuestra tierra, nuestras playas, nuestros montes, nuestros puntos más queridos pasa por diálogo.

Siendo más solidari@s, cuidando las relaciones interpersonales, implicándonos más en cuestiones ciudadanas y cívicas, priorizar más lo colectivo, creo que por ahí va la solución.

6.- Y por último: ¿Cómo ves las islas de aquí a 10 años? ¿Sería una utopía pensar en la opción de un turismo más sostenible?
Tenemos un gran momento ahora mismo, de hecho podemos cambiar en parte nuestro modelo turístico y enfocarlo a un turismo de calidad, como lo llamaba César Manrique.

Él decía que quien visitara Lanzarote, tenía que hacer cola por entrar.

Porque el territorio tiene una capacidad. Ahora mismo la cantidad de turistas que entran, que aunque no tiren un papel, dañan el territorio y la biodiversidad, simplemente por el hecho de hacer vida aquí.

Entonces, creo que deberíamos enfocarnos hacia un turismo que sea respetuoso, que valore y se implique en el bienestar de las islas, aunque esto signifique gastarse más dinero.

Y dejar de lado ese turismo de masas, con un todo incluido. Ese tipo de turismo que incluye millones de turistas, de los que además presume el político de turno, creo que ha sido un error.

Estas islas por su punto geográfico y su diversidad, tienen muchísimo más que ofrecer que un «todo incluido», desde luego.

A lo mejor no hay que descartarlo del todo, pero sí combinarlo con otro modelo turístico que nos deje algo más que las migajas.

Muchas gracias por haber accedido a hacer esta entrevista Amalia. Ojalá tu discurso se escuche bien alto y sea tomado como ejemplo por esas personas que siguen pensando que la situación de las islas mejorará con más turismo en vez de con alternativas más ecológicas y respetuosas con el territorio canario.

Salir de la versión móvil